Vista General

Un medidor de pH es un instrumento muy importante para los profesionales y sus laboratorios. Sus componentes principales son el electrodo de vidrio y el de referencia, que se encuentran unidos dentro de una delgada membrana de cristal y la electrónica mide la diferencia de potencial o voltaje que hay entre los dos. La mayor preocupación para las personas responsables de su uso es maximizar la vida útil de estos electrodos y garantizar lecturas precisas. En el siguiente artículo daremos cuenta de las acciones que deben realizar para utilizar de manera adecuada el electrodo de Ph-metro y evitar cometer errores frecuentes.

Mantener el electrodo hidratado.

La materia particulada (PM, por sus siglas en inglés) presente en la atmósfera, es un conjunto de sustancias en estado sólido y líquido, que se encuentra suspendida en el aire o bien, que se depositan en la superficie muy lentamente cuando éstas alcanzan un diámetro mayor.

Las partículas suspendidas totales presentan distintos tamaños medidas en micras µm equivalentes a la milésima parte de un milímetro, desde el punto de vista epidemiológico aquellas partículas con diámetros menores a 10 µm (PM10) son aquellas que pueden ser inhaladas, de estas las partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM2,5) son las más dañinas para la salud y son indicadores de contaminación urbana.

Ante la situación de pandemia que afrontamos, se creó la necesidad de controlar la temperatura sin entrar en contacto físico con otras personas, esto se debe a que la alta temperatura corporal es uno de los principales síntomas de enfermedad que causa el Covid-19.

Sin embargo, al adquirir un termómetro se comete el error de pensar que los termómetros infrarrojos industriales pueden ser sustitutos del termómetro infrarrojo clínico o que ambos se desempeñan de igual manera. El presente artículo ayudará a identificar las diferencias de ambos termómetros para poder adquirir el correcto de acuerdo a nuestra necesidad.

Páginas